¿Cuál es la clave?

El desarrollo personal es un proceso cuyo resultado tiene dos constantes: Más conciencia y Más bienestar.

En esta era en la que los resultados son muy valorados, es importante contar con la mayor cantidad de herramientas para resolver los retos y conflictos que el camino pone delante nuestro.

Te has preguntado alguna vez ¿cuál es la diferencia entre aquellos a los que les es más fácil resolver esos inconvenientes y los que no? ¿Qué es lo que diferencia a las personas que incluso buscan retos nuevos y disfrutan del proceso de alcanzarlos, de las otras?

Una persona que cuenta con 300 herramientas de resolución de problemas, vive en un mundo concreto percibiendo cuáles son sus posibilidades En definitiva sintiendo cual es el límite hasta dónde puede llegar. Sin embargo, una persona que tiene 6000 herramientas vive en un mundo más rico, con más posibilidades y por ende con más bienestar.

Las herramientas de resolución de situaciones están constituidas por la información que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida. Mucha en forma de creencias se aloja en el subconsciente y la utilizamos a lo largo del tiempo sin siquiera preguntarnos si nos sigue sirviendo en la época actual.

¿Te imaginas intentando comunicarte con los demás con un teléfono hecho con un vaso y un cordón?

¿Cuáles serían los resultados de usar esta herramienta?

¿Cuáles serían tus sensaciones?

La clave de una vida con más bienestar emocional, no son las situaciones adversas que se te presentan, sino con que información cuentas para gestionarlas y resolverlas.

 

Tu mirada acerca de tu realidad depende directamente de esta información. Y afecta de manera positiva o negativa todas las áreas de tu vida y sus resultados: familiar, pareja, trabajo, amigos economía y diversión entre otras

Afortunadamente es fácil actualizarla, tal como lo haces con el móvil o el ordenador hay que escribir nueva información en el software, que en este caso es tu cerebro.

Imagina que tienes hambre (situación)

  1. Abres la nevera y solo tienes una cebolla
  2. Abres la nevera y hay 10 tipos de verduras, 3 tipos de carne y tres clases de fruta

¿Cuántas posibilidades tienes en cada opción de saciar tu hambre?

¿Qué estado de ánimo predominará en cada opción?

¿Con que motivación emprendes la siguiente tarea luego de comer?

¿En tu vida cotidiana y sobre todo frente a los grandes retos en que opción quieres estar?

Un proceso de autoconocimiento potencia el desarrollo y crecimiento de muchas áreas de tu vida, facilita la gestión emocional y sana tus relaciones personales.

Tu decides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *