Recortadores cotidianos

Hay cosas que se llevan en la sangre se suele decir Y es cierto han pasado de generación en generación y han llegado hasta nosotros Son frases, tradiciones, formas de ver la realidad en que vivimos. Las utilizamos a diario sin ni siquiera pensarlo.

¿Por qué habríamos de plantarnos algo que ya es parte de nuestro ADN? Todo cuanto eres es digno de ser agradecido, porque te ha traído hasta aquí. Porque te define y te hace único única. Sin embargo, no todas las herramientas que has incorporado a lo largo de tu experiencia te sirven en el presente Quizás algunas están desactualizadas y eran efectivas en un tiempo y un contexto que ya no existe O quizás le han servido a otras personas en su camino particular y único. Te han sido regaladas con y por amor, pero hoy algunas de ellas, poco bienestar aportan a tu camino.

En contextos de mucho sufrimiento, aquello de “hacerse duro”, “ ser fuerte” era altamente efectivo para no sucumbir a lo que sucedía, Especialmente durante las guerras o hambruna las sociedades se valían de estas acciones para sobrellevar el presente , para soportarlo hasta que llegara lo nuevo No todos lo consiguieron Solo aquellos que pudieron utilizar esta herramienta en forma efectiva Aquellos que recortaron las emociones de manera que el camino se alargara un poco más y poder seguir viviendo En definitiva preservaron la vida ante todo y ante todos Esas personas merecen nuestro profundo agradecimiento y admiración.

Aunque en algunos lugares persiste esta dinámica, sobre todo en lugares donde todavía hay hambruna y las personas coexisten con la guerra, es particularmente notorio como en lugares donde eso ya no se da, la herramienta del recorte de emociones se sigue utilizando.

Quizás porque siempre fue así, quizás porque así lo aprendí de mis padre o abuelos

Quizás porque no me lo he preguntado nunca, aunque empiece ya a darme cuenta que los resultados de su uso no me traen bienestar.

Las emociones son una adaptación a una situación del presente, nos ayudan a generar el cambio necesario para lo nuevo. Si porque no nos agrada lo que sentimos hacemos grandes esfuerzos por no aceptarlo, por taparlo o peor aún demostrar que no lo sentimos, nos estamos saltando un paso indispensable en nuestra preparación para la siguiente etapa. Cuantas más etapas nos saltamos, avanzar se nos hace más difícil, puesto que sentimos que el salto ya es muy grande. Entonces nos invade la sensación de que todo se torna muy difícil y a veces imposible.

Y tal vez sea cierto no puedes dar tan grande salto

Quizás debas aceptar tu presente como es

Hacer consciente lo que quedo pendiente, sin cargas emocionales ni peso, es tu realidad y si la has podido construir también puedes modificarla.

¡La suma de muchos pequeños saltos tiene como resultado un gran avance!

La suma de pequeña fuerza tiene como resultado una gran fuerza

La suma de pequeños cambios tiene como resultado un gran cambio

Es posible que siempre lo hicieras de una manera, Que esa manera hasta hoy te haya definido

Es posible que sientas que si no es de esa manera no conozcas otra

Es posible que las palabras NO SE te parezcan negativas

Pero no saber es el punto de partida para tu nueva vida

¡Suerte en el camino!!!

gustavo1

Gustavo Javier Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *